El Rocío.

El Rocío, nombre corto para un lugar con tanto significado...

Cada quien va con una intención propia, para pedir, conocer o agradecer. Pero siempre, no importa cuál sea el propósito de las visitas, las personas se van con un aire de paz que sólo este sitio puede regalar. Creo fielmente que esta aldea tiene cierta "magia" que nos invita a reflexionar, respirar y a cargarnos de una energía bonita, energía que solo existe en lugares especiales, donde la fe es el principal motor.

Dentro de la capilla puedes notar los sentimientos a flor de piel; gente llorando, riendo,  rezando... Pero todos con los ojos abiertos admirando a la Virgen.

Alrededor de la iglesia encontramos negocios, caballos, mucha tierra y las marismas... Las personas paseando, comiendo, riendo y especialmente disfrutando del paisaje.

Para los que no han tenido la oportunidad de ir, les cuento: El Rocío es una aldea que se encuentra en Huelva, en esta zona podemos apreciar pequeñas casas blancas que rodean la Ermita de la Virgen del Rocío.

El pueblo cuenta con menos de 2.000 habitantes, pero durante su Romería, más de un millón de personas visitan esta localidad para venerar la "Blanca Paloma" (Nombre que se le da a esta Virgen). 


De igual forma, El santuario de Nuestra Señora del Rocío es uno de los epicentros de devoción mariana más grande de mundo, siendo visitada por ciento de miles de fieles al año. Y es que no puede ser de otra forma, la luz que se ve, el aire que se respira, los atardeceres que se disfrutan y la tranquilidad que se vive, invita hasta al mayor escéptico de su disfrute.    


Si tienen alguna oportunidad de viajar a Huelva, no duden en visitar esta pequeña aldea... Les aseguro que le cambiará la vida.


Fotografías: Ronald Di Zio.
Zarcillos: Flamenco La Sagra.
Con la tecnología de Blogger.