Baila con tu verdad.

13:00
Así como todos somos distintos, nuestra forma de bailar también lo es...

La danza es una forma de expresión y de comunicación, es por eso que cada uno de nosotros entregamos los mensajes que queremos y como queremos. 

Por esta razón, para poder comunicar se debe tener muy claro lo que queremos decir; contar una historia sin pronunciar una palabra puede ser bastante complejo si no se tienen las ideas claras o las herramientas adecuadas, es por eso que es imprescindible estudiarnos y estudiar los movimientos.



Mata Hari decía: "La danza es un poema en el que cada movimiento es una palabra". No puedo estar más de acuerdo con esta cita... Y es que cada secuencia es una frase y el baile en sí una historia que contar. Inclusive, improvisando también se afloran nuestros pensamientos y vivencias. Es por esto que para mí es tan válido una improvisación como una coreografía, cada estilo tiene su encanto.

Ahora, yo me pregunto: ¿Es realmente importante conocerse para poder ser reales en un escenario? Porque en mi caso siento que estoy viviendo un proceso de descubrimiento y encuentro, que aunque no tengo claro mi norte en estos momentos, sigo sintiendo la necesidad de explorar esta etapa sobre un escenario... Y creo que ahí está la clave, en nunca tener miedo a exponernos, porque el público quiere ver artistas transparentes y se lo debemos.


Del mismo modo, la vulnerabilidad convive con los artistas y va íntimamente ligada a sus verdades. Una vez que nos sintamos cómodos con lo que somos y hacemos, el ser vulnerable nos permite abrir la puerta y dejar entrar hasta el último de nuestros rincones a quién quiere ser receptor de nuestra historia.

Si sabemos de qué estamos hechos, ni los halagos ni las críticas nos cambiarán porque vienen del mismo lugar, la subjetividad. Lo que unos aman otros lo odian y nuestra premisa no es gustar, nuestra premisa tiene que ser mostrar lo que sentimos, lo que creemos y lo que queremos. 


Para cerrar, quiero citar a un grande del flamenco, Farruquito: "Prefiero bailar mal desde la verdad antes que hacerlo bien con la mentira".

Fotografías: Paco Rosso.
Vestuario: Liliana Páez.

Con la tecnología de Blogger.