Silencios que gritan.

"Cuando el sonido se muere... Existe solo el silencio... Llenando espacio... Con movimiento... Hasta el volver del dulce sonido de la música. De los recuerdos. De lo que somos. Todo lo que queremos ser... Se queda bajo el silencio... El olvido es mi muerte... La muerte del silencio. (Christina Hall).

El silencio... parte muy importante del flamenco, porque en él no se busca callar, se busca transmitir. Es el momento perfecto para romper y expresar, liberarse, soltar y mostrarnos sin apuros, a nuestro ritmo y a nuestro tiempo. En nuestro caso el silencio susurra, habla o grita... Somos dueños de este espacio y en él canalizamos lo que sentimos.

Friedrich Nietzsche dijo, "El camino hacia todas las cosas grandes pasan por el silencio"... Y no puedo estar más de acuerdo, todo lo que logramos en esta vida se desarrolla en varias etapas y el silencio es una de ellas, ya que nos permite ver muy dentro de nosotros y aislarnos del ruido externo.



Según Blanca del Rey "El silencio y la quietud son lo más importante. Hay que salir al escenario como sale el torero a esperar al toro que viene desbocado de los chiqueros. El baile es sentirse, es convertir el dolor y la rabia en arte." (...)

Nosotros como artistas tenemos la capacidad y la responsabilidad de transformar lo convencional en extraordinario, lo simple en maravilloso y sí... el silencio en sonidos visibles que llegan al alma.

Tengo que confesar que amo el silencio, la sensación de aislamiento y libertad me encanta... Para mí es como una hoja en blanco, es donde lo imposible se convierte en posible. Ahora pregunto, ¿A ustedes también les gusta?


Fotografía: Paco Rosso.
Vestuario: Liliana Páez.
Zapatos: Menkes.
https://elpais.com/diario/1999/03/25/cultura/922316412_850215.html
https://cristinahallflamenco.com/proyectos/sonido-del-silencio/

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.